Creatividad, Innovación y planificación. Palabras robadas (al patrimonio cultural) por un halcón en una feria medieval

Navego por un listado de propuestas culturales para esta semana. Mi mirada selectiva se dirige rápidamente hacia el anuncio de una nueva o recuperada propuesta de Feria Medieval. Por las características del cartel publicitario me invade la esperanza de haber identificado una alternativa interesante a las desgastadas, banales y repetitivas ferias medievales que encontramos en todo el territorio catalán. En pocos segundos detecto que mi inocente ilusión inicial se transforma en decepción con ciertas dosis de frustración y con un toque de perplejidad. Las propuestas más destacadas para “volver al pasado medieval ” son haimas árabes, cetrería y un conjunto de paradas de hierbas medicinales, quesos y embutidos. ¿Os suena?

 Imagen

Foto: A.Rojas Rabaneda @arojasrabaneda

¿De verdad que no hay más capacidad de generar propuestas creativas que, con presupuestos bajos, puedan despertar la curiosidad del ciudadano?

¿No hay gestores culturales, interpretadores del patrimonio cultural, técnicos de cultura que propongan alternativas más allá de copiar y reproducir lo que ya hemos visto todos? Yo conozco unos cuantos en el paro.

¿Debemos dar por hecho que el patrimonio cultural del que disponemos no genera suficiente estímulos e ideas para ofrecer alternativas de valorización del patrimonio?

¿Nos tenemos que conformar con esta limitación de propuestas banales y de baja calidad en propuestas turísticas?

¿Va en serio que los magníficos productos que tenemos en Cataluña y los grandes profesionales artesanos que disponemos sólo pueden tener su lugar en ferias medievales?

Creatividad, Innovación y planificación ¿son palabras inventadas para que los maestros del Coaching o los gurús de las técnicas para ser un buen emprendedor escriban libros? O simplemente son palabras que aparecen en una Call for grants?

Imagen

Foto: A.Rojas Rabaneda @arojasrabaneda

 

Los artesanos necesitan su propio espacio. Se merecen su visualización, la valorización de su actividad y, en definitiva, la contextualización adecuada de sus productos artesanales, sin tener que pagar el peaje de ir disfrazados.

El patrimonio cultura, en su sentido más amplio, se merece una búsqueda constante da la excelencia, la innovación, la creatividad y la planificación estratégica.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: