Evaluación de la gestión y funcionamiento de los museos

En relación al debate #eticamuseu iniciado en la red social Twitter y ampliado en blogs personales, @vangellisvillar pregunta en su blog Paisatges Culturals cuál debe ser la función social de los museos. Para responder a esta y otras preguntas pienso que debe evaluarse primero evaluar el funcionamiento y propuestas actuales de los equipamientos museísticos.

Es evidente que actualmente el número de visitantes es un indicador insuficiente para evaluar la calidad y gestión de los museos. En una sociedad con demanda de oferta cultural y de ocio, donde la competencia entre los museos se incrementa debe disponer de información fidedigna que les permita tomar sus decisiones basándose en criterios razonables.

La gestión de calidad en museos es, cada vez más, una necesidad ineludible para evaluar, proyectar, planificar y visibilizar. Uno de los problemas más importantes cuando se plantea la mejora o redefinición de los museos es la falta de datos precisos y detallados que permita, la toma de decisiones, la planificación de actividades y el establecimiento de una estrategia firme y con credibilidad.

Resulta, por tanto, ineludible diseñar, implantar y poner en marcha un sistema de indicadores que sea generalmente aceptado por todos los grupos de interés del museo. Estos indicadores deben convertirse en un instrumento de información, tanto a nivel interno como externo.  Al mismo tiempo tienen que ser útiles para la toma de decisiones sobre cada museo individualmente y sobre la red de museos en su conjunto.

Los procesos de mejora interna, fruto de los contextos económicos, sociales y digitales actuales, requieren información estadística fiable, datos abiertos y la construcción de indicadores que ayuden a entender el funcionamiento de los mismos equipamientos. Los cambios en los sistemas de organización interna, la introducción de procesos de gestión de calidad y, especialmente, de gestión estratégica exigen disponer de información fiable y comparable con la de otros museos.

Los recursos dedicados a los equipamientos museísticos exigen que estos respondan del uso que hacen. La evaluación del rendimiento debe ser una obligación de los museos, así como de otros centros patrimoniales, que no puede limitarse a los datos de visitantes. Será un gran paso informar de como se han usado los recursos, y cuáles han sido los resultados de su uso. Los indicadores de rendimiento son un utensilio válido para tal fin. Es en definitiva lo que en el sector del marketing se aplica de forma habitual, el Retorno de Inversión

La exigencia y necesidad de información hace necesario establecer mecanismos que proporcionan esta información. Sin esta información es difícil evaluar completamente aspectos como el compromiso social de los museos.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: